ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Dolor de primavera (Spring Pain)

Ir abajo 
AutorMensaje
Shika
Dark Heiress
Moderadora
avatar

Mensajes : 182
Edad : 27
Sexo : Femenino
Estado :
Frase : La luz del sol es despiadada, son las sombras las que nos protegen


MensajeTema: Dolor de primavera (Spring Pain)   Miér Jun 17, 2009 10:34 pm

Titulo:
Dolor de primavera
Basado en:
Nada en especial. El primer capitulo quizas esta inspirado en el video Helena de My chemical romance.
Autor:
Lonely Angel
Género:
Drama
Contenido:
Algunas partes pueden considerarse como violentas.
Sintesis:
Se trata sobre el duelo que hace una familia luego de perder a dos de sus seres queridos. La protagonista tiene 17 años y cuenta todo desde su punto de vista.
Comentarios:
La historia la empece a escribir hace ya un tiempo, pero debido a una cosa u otra no la segui. Me habia quedado en el primer capitulo. Hace unas semanas la continue. La novela de Ellen (sueños rotos creo que era el nombre) me hizo acordar a algunas partes del primer capitulo... asi que buen... se aceptan criticas constructivas =)

_________________



~Crystal Butterfly~



Última edición por lonely_angel el Miér Jun 17, 2009 10:53 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shika
Dark Heiress
Moderadora
avatar

Mensajes : 182
Edad : 27
Sexo : Femenino
Estado :
Frase : La luz del sol es despiadada, son las sombras las que nos protegen


MensajeTema: Re: Dolor de primavera (Spring Pain)   Miér Jun 17, 2009 10:52 pm

I – Perfecto despertar

“Sparkling grey,
Then my own veins.
Any more than a whisper,
Any sudden movement of my heart.
And I know, I know I'll have to watch them pass away”


La triste melodía llena el ambiente y se mezcla con alcohol, tabaco, dolor.

“Sickened in the sun
You dare tell me you love me
But you held me down and screamed you wanted me to die
Honey you know, you know I'd never hurt you that way”


Las lágrimas caen, la angustia intenta salir de mi pecho. Y esa espesa oscuridad que envuelve todo, absorbiendo las últimas gotas de esperanza de mi corazón.

“You're just so pretty in your pain”

Los segundos pasan, pero parecen horas interminables.

“Demanding my response
Don't bother breaking the door down
I found my way out”


Entro en un profundo sueño, que espero, me salve de este infierno.

“And you'll never hurt me again”

Las cuatro de la mañana, todavía tengo metida la imagen en mi cabeza, pero sólo es un vago recuerdo.
No sé si duermo o si ya desperté, estoy en el medio de dos mundos, en los dos mi alma sufre, pero en uno de ellos la pena se siente menos. Quiero olvidarme, seguir durmiendo, no despertar, dejar correr las horas, los años, aliviar todo lo que siento, llenar este vacío.
Escucho de fondo, muy suave…

“I still remember the sun
Always warm on my back
Somehow it seems colder now

Where has my heart gone?
Trapped in the eyes of a stranger
I want to go back to
Believing in everything”


Mis parpados se cierran otra vez.

Lluvia, hermosas gotas de cristal que mojan la tierra, refrescan la mente. Perfectas gotas heladas que intentan congelar el dolor aunque sea por un instante.
La débil luz que entra por la ventana me irrita los ojos, estoy cansada, exhausta.
Hay dos segundos, máximo, cuando uno se despierta, en los cuales no razona demasiado dónde está, qué pasa, y cuando no recuerda las últimas cosas que ocurrieron, hasta que cae en la cuenta de dónde está, qué es lo que pasa y qué fue lo que ocurrió últimamente, esos dos segundos de ignorancia previos a la triste realidad, son los más felices que sentí desde que todo pasó.

Tengo miedo, realmente temo mucho por lo que viene, por lo que voy a tener que pasar después de todo esto.
Aunque es algo irónico mi miedo, ya no me queda nada, a lo único que podría temerle es a la muerte, y la muerte en este caso sería una solución. Aunque sí, hay algo peor por que tener miedo, el dolor, el dolor espiritual, la angustia, que van a ser peor que morirme.

“Let me die
Give me the light
I'm waiting for death to knock on my door to release my pain
My sadness in the night”


Es increíble como esas notas tenían sentido en mi vida ahora.

Tengo frío, pero no me importa, de hecho, el frío me ayuda, me duele, pero me gusta, me hace ver que sigo acá, que en esta vida hay tiempo para sufrir, mucho tiempo.

Sé que tengo que ir, que vestirme, bañarme tal vez, caminar bajo un paraguas que no quiero, seguir el camino hacia el auto, mirar las caras de todos, observar el paisaje en movimiento, sé que tengo que hacerlo, pero tengo nauseas, y sé que si no lo hago, alguien va a golpear la puerta. Nadie lo haría ahora, nadie me llamaría en este momento, pero si no me muevo de acá…

Me levanto haciendo demasiado esfuerzo, y aún así me tambaleo un poco. Tenía la peor resaca de mi corta vida. Tenía el peor dolor de mis días corriendo por mis venas. Tanteando para no llevarme nada en el camino llego a la puerta, escucho a ver si hay alguien dando vueltas. No hay sonido alguno más que el de la lluvia cayendo y cayendo. Me dirijo al baño, así como estaba, sólo con la remera. Sentía el piso helado bajo mis pies descalzos.

La luz del baño me destroza los ojos. Estoy hecha un asco. Mi pelo revuelto, mis ojos rojos y con ojeras, mis manos y brazos marcados, mi boca reseca, mi cabeza que explota, mi corazón que no sana, y ya casi ni quiere latir.
Me quedo mirando mi reflejo, observo esa persona que soy, esa que no quiero ser, esa que siempre fui y seré. Una lágrima recorre mi mejilla y se pierde entre mis labios. Ni siquiera me esfuerzo por llorar, creo que ya no tengo más lágrimas para derramar.

Me peino, con furia, con odio, pero a la vez sin esfuerzo. Lavo mis dientes para borrar todo rastro de alcohol y esos malditos vicios. Abro la ducha, ¡esta helada! Mientras espero que se caliente me siento y cierro mis ojos. El dolor de cabeza es fatal.

Mi piel rechaza el agua, aunque lo necesitaba. Mis músculos estaban realmente tensos.
Siento que el jabón arde, que el agua quema, estoy totalmente débil por dentro y por fuera.
Termine de bañarme pero me quedo mas tiempo bajo el agua. No quiero salir y tener que pensar que es lo que tengo que hacer. En mi mente suenan las melodías que se adhirieron a mí mientras dormía…

“And suddenly my seer is on my side
Bringing love while forgetting his pride
In his eyes I see there’ll be better times along my way”


Me seco, lentamente, mientras pienso, y mi mente vuela por lugares que desconozco.
Salgo envuelta en el toallón, siempre fue suave para mi piel, pero ahora se siente áspero.
Me siento en mi cama, realmente no se que usar. Mi vestido negro, ese que siempre amé, ese que me hace sentir bien, cómoda.
Strapless, hasta un poco antes de las rodillas, negro, con una capa fina de tul, con una cinta bordó en el medio, delicado, simple.
Medias negras, zapatitos negros, bajos. Un saco finito con encaje. Perfecta, hermosa por fuera, un horror por dentro.
Preparo mi paraguas, negro por supuesto, no sé para que lo quiero, deseo mojarme.
Si no me pinto van a molestarme con mi aspecto, con que si necesito esto o aquello, un fastidio.
Un poco de base, delineador, algo de rouge, muy suave. Mi pelo ya seco, bien liso, cayendo en mis hombros, largo.
Ya estoy preparada para llorar sobre la tumba de mi padre y mi hermano.

________________________


♫ The last song I’m wasting on you – Evanescence
♫Field of innocence – Evanescence
♫Sadness in the night – Nightwish
♫ The seer – Tarja Turunen
__________________________________________________________________________________________________________________________


II - Realidad

Salgo de mi habitación, muy sigilosa, probablemente mi madre y mis hermanos estarían levantados hablando con los abuelos… me da igual.
Con paso lento me dirijo hacia la cocina para tomar agua. No tengo hambre, y me siento vacía, y duele. Por momentos me mareo. Está muy fría, pero me gusta así.
Miro por la ventana, ya salió el sol. Está despejado y la imagen que se ve afuera parece perfecta, los árboles iluminados por los rayos del sol, simplemente perfecta… pero triste.

-Mi vida, no te escuché. ¿Cómo estás?
Hacía muchas horas que no hablo, parece que mi cuerpo se olvidó de cómo hacerlo.
Sólo levanto la vista y la miro a esos ojos tristes. Ella comprende todo.
-¿Viste a tus abuelos?
-No- Mi voz suena áspera.
-Quieren verte - Unos segundos de silencio - ¿Querés tomar algo antes de salir?
Sólo muevo la cabeza suavemente indicándole que no. Ella asiente.
-Emma no me dejó entrar… ¿podrías…?
-Intento
-Gracias… te quiero. Andá que te esperan.

Me voy desganada. No quiero tener que relacionarme con nadie, ni hablar demasiado, ni ver lágrimas ajenas, ni lidiar con nadie, ni nada… ni con la realidad.

-¡Hija! – dice llorosa con la misma cara que mi madre llevaría en su vejez. – Lo siento tanto.
Sólo asiento, con la mirada perdida.
-¿Cómo estás querida? – pregunta su esposo.
-Esa es una pregunta algo obvia, querido, ¿Cómo va a estar? Sentate un rato acá con nosotros, no hace falta que hablemos nada.
Saludo a los cuatro y me siento en uno de los sillones.
Nadie habla, hasta que rompo el silencio para retirarme.
-Voy a ver a Emma.
-Anda tranquila. Tus hermanos están en el jardín.

No quiero hacer esto, pero probablemente a mí me deje pasar… eso creo.

Doy unos golpecitos en la puerta. No se escucha respuesta alguna.
-Emma, soy yo, Sarah. ¿Me dejás pasar?
Silencio total.
-Hey, ¿estás ahí? Sabés que tengo las llaves. Necesito entrar. Abrime por favor, sólo soy yo.
Después de unos segundos…
-¿Sólo estás vos ahí?
-Nadie más.

La puerta se abre lentamente.
Adentro está todo oscuro.
Entro y la miro atrás de la puerta. Está con su camisón (probablemente mi mamá la cambió mientras dormía), los ojos hinchados, y despeinada, con la mirada más triste que alguna vez le vi.
-¿Dormiste?
Me mira con desconfianza. Luego me contesta.
-Algo
-¿No vas a salir de tu pieza hoy?
-No lo sé.
-Te aconsejo algo. Bañate, peinate, ponete cómoda, y después si querés te volves a encerrar, pero despejate un poco.
-¿Vos vas a ir?
-Supongo. Tengo que ir. No puedo dejar sola a mamá con los chicos, además… él quería que fuéramos todos.
Suspira
-Papá dijo que quería que hiciéramos lo que sentíamos.
-No sólo se trata de papá.
-Lo sé. Pero va en contra de lo que siempre dijiste.
-Puede que vaya en contra, pero no voy a acercarme. No es mi funeral. No es mi deseo lo que tiene que cumplirse ahora. No quiero participar de ningún velatorio, sólo en el entierro.
Nos quedamos calladas por unos minutos.
-¿Sarah?
-¿Si?
-Cuando… los velen, quiero quedarme con vos.
-Bueno – Le apreté suavemente el hombro.

Ya está arreglada y lista para salir.
Los diez nos dividimos en los dos autos y partimos bajo el cálido sol.
Miro por la ventana y escucho música, a veces cierro los ojos y me dejo llevar mientras el viento roza mi cara y mueve dulcemente mi cabello.

“Nobody said it was easy
No one ever said it would be this hard
Oh take me back to the start”


Deseo permanecer así de por vida. Deseo llenarme de música mientras siento la frescura de la brisa, mientras localizo el dolor en mi pecho e intento calmarlo, mientras el mundo sigue andando, pero mi mundo ya está detenido.
Sería perfecto dormirme ahora, pero el camino no es muy largo, y si me acostumbro a este estado me va a costar caer de nuevo a la realidad.

“I miss you, I miss you so far
And the collision of your kiss that made it so hard”


El auto se detiene, tengo que salir otra vez de este espacio que creé en medio de la sucia verdad.

Sé a lo que me acerco y eso me duele, me impide caminar.
Todos me dan sus condolencias, me dicen que lo sienten, que no estoy sola, que cualquier cosa que necesite puedo contar con ellos.
No necesito ni su lástima, ni su dolor, necesito soledad, música, tiempo, sueños.

Mi madre sabe que no le veo el sentido a este acto masoquista de despedir el cuerpo de un ser querido, donde ya no hay nada, donde sólo están las marcas de una vida que acrecientan el dolor de los que sufren la pérdida. No entiendo por qué la gente desea ver un cuerpo donde ya pasó la luz, donde hay vacío, donde la sangre no corre. Me parece un acto de masoquismo puro del cual no quiero participar. Ni mi padre ni mi hermano están en este mundo, mirar lo que era su pasado no me los va a devolver, sólo va a hacer crecer el dolor en mi pecho, prefiero llorarlos recordando lo que eran, y sentir en mi alma lo que realmente ahora son.

If you want I'll keep on crying
Did you get what you deserve?
Is this what you always want me for?


I miss you, I miss you so far
And the collision of your kiss that made it so hard

….

Way down, way down
Way down, way down
Way down, way down
Way down, way down
Way down...”


________________________



♫The scientist – Coldplay
♫ Cemetery drive – My Chemical Romance

_________________



~Crystal Butterfly~

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shika
Dark Heiress
Moderadora
avatar

Mensajes : 182
Edad : 27
Sexo : Femenino
Estado :
Frase : La luz del sol es despiadada, son las sombras las que nos protegen


MensajeTema: Re: Dolor de primavera (Spring Pain)   Miér Jun 17, 2009 10:52 pm

III – Adiós

-Sarah, ¿Podés quedarte con tus hermanos acá? Por favor. Yo voy adentro con tu madre.
-Seguro
Estoy en el vestíbulo, allí hay sólo algunas personas hablando por teléfono, o tomando algo. Estoy sentada en la escalera con Emma a mi lado. Mis hermanos no piensan del todo como yo respecto a los velatorios, pero es tan grande su dolor que prefieren quedarse conmigo y alejarse.
Tobías, el mayor, se sienta a mi lado con Abril, la más chica, en sus brazos.
Ella tiene suerte de no entender nada todavía, aunque estoy segura de que de alguna manera comprende el dolor, conoce a su familia, y de una forma u otra va a llorar la pérdida.
Duerme como un ángel, con su cabello rubio, dorado, y esos ojos tiernos que algún día cuando entienda porque creció sin su padre y sin uno de sus hermanos, van a estar tristes y van a llorar lo que ahora no pueden.
Ale, el varón más chico de la familia, se sienta un escalón más abajo entre Tobías y yo. Se apoya en mis rodillas mientras le acaricio el pelo.

Se acerca mi mamá.
-Sarah, ¿Podés venir un momento por favor?
-¿Para qué?
-Acércate un segundo aunque sea…
-No
-Mi vida, sé que es difícil y sé qué es lo que pensás, pero es un esfuerzo… por ellos.
-Ellos valoran más el esfuerzo que estamos haciendo todos nosotros por seguir vivos y de pie después de todo, que el sufrimiento de mirar un cuerpo que carece de alma para agrandar nuestra pena.
-No hables así, por favor. Yo te entiendo, pero quizás en algún futuro te arrepientas… no quiero que vivas pensando mal de tu actitud en estos momentos. No perdés nada yendo un segundo y dedicándoles ese tiempo para despedirte de ellos.
-No entendés. Ya me despedí de ellos. Ya no están ahí. En esos cuerpos no hay nada. ¡Nada! Si a vos te sirve hacerlo, hacelo. Ya les dedique toda la noche y voy a dedicarles toda mi vida si es necesario, pero no me pidas que haga algo que me lastima más. No seas egoísta. Al entierro voy a ir, pero no me voy a mover de acá. No quiero ver sus caras frías, blancas. Prefiero recordarlos como eran en vida.
Mi madre no contiene el llanto. Intenta retener las lágrimas y con algunas gotas saladas en sus mejillas se acerca a la baranda de la escalera y me susurra:
-Cerraron los cajones. Sabés lo que tu padre quería. No es tu funeral, es el de ellos.

Pongo play, me levanto y voy directo hacia ellos.

“Playground school bell rings again
Rain clouds come to play again
Has no one told you she's not breathing?
Hello I'm your mind giving you someone to talk to
Hello”


La gente me mira sorprendida, con dolor, con lástima.
No quiero llegar.

“If I smile and don't believe
Soon I know I'll wake from this dream”


Se acerca alguien y me toca el hombro como compadeciéndose de mí. Yo sólo miro con pena y sigo mi camino.

“Don't try to fix me, I'm not broken”

¿Es que nadie entiende?

“Hello I am the lie living for you so you can hide
Don't cry”


Me acerco a ellos.
Apoyo una mano sobre cada ataúd. Una lágrima cae sobre mi cara, liberando la angustia retenida.

“Los voy a extrañar. En realidad, ya lo estoy haciendo”

Más lágrimas contenidas salen al exterior.

“Mati… prométeme que no vas a asustarme como me decías.”

Recuerdo que siempre decía que el día en que muriera iba a aparecerse para asustarme, y cuando me acostumbre a su presencia iba a quedarse a mi lado para siempre.

“Sabes que te voy a recordar, y cuando necesite demasiado tenerte a mi lado voy a mirar esos dibujos hermosos que me hacías, y a leer esos poemas que escribías”

El olor a flores inunda mis pulmones. Le pedí a mi mamá que no pusieran rosas, porque amo el olor de las rosas, y si las olía ahora, no iba a poder olerlas nunca más.

“Pa… voy a acordarme cada noche de vos, mirando el cielo desde nuestro jardín, como hacíamos cuando era más chica. Y al levantarme y poner la radio voy a pensar en vos, haciendo de cuenta que seguís acá, a mi lado, y voy a imaginar que estamos juntos tomando café.”

Un nudo en mi garganta, un vacío y a la vez un peso enorme en mi pecho.

“Los voy a querer siempre, y sé que nunca voy a dejar de sentirlos cerca mío”

“Suddenly I know I'm not sleeping
Hello I'm still here
All that's left of yesterday”


“Adiós…”

La última lágrima se despide de ellos, y yo me alejo de sus cuerpos yacentes… por siempre.


________________________



♫Hello – Evanescence


__________________________________________________________________________________________________________________________



IV – El Último


Llego a mi casa con Abril en mis brazos. La recuesto en su cuna junto a la cama de mis padres… ¡oh! Mi mamá va a dormir sola de ahora en más… bueno, con Abril.

-¿Vas a comer algo? La abuela va a preparar comida. Hoy se quedan todos a dormir acá.
-No tengo mucha hambre.
-No comiste nada en todo el día.
-Pero porque no tengo hambre.
-Sarah, sé que es duro. Para mí también, para todos. Pero el mundo no se detiene. La vida sigue. Si yo me dejara estar, ¿Qué sería de ustedes?, ¿sería justo que para que yo este mejor se queden sin madre también?
-Estás exagerando.
-No, no estoy exagerando. Entiendo que ahora no tengas ganas de comer, pero no te estanques, no te dejes estar, ahora no podemos hacer más que llorarlos, pero todo sigue.
Me quedo en silencio, mirando el suelo.
-Entonces, ¿no vas a comer?
-Algo. Avisame.

Me voy a mi habitación. Me saco los zapatos, las medias, el saco. Prendo el equipo.
Estoy tan débil que siento que hasta el maquillaje me pesa. Voy al baño y me lavo la cara. Mi reflejo se encuentra como en la mañana, triste, vacío. ¿Podrá la gente ver en mí el dolor de la misma manera en la que yo lo veo en el espejo?
Me tiro en la cama, no quiero dormirme todavía, primero tengo que ir y comer.
Necesito pasar el tiempo… me pongo un jogging, una remera vieja, en síntesis, mi propio pijama.
Tocan la puerta…

-¿si?
-Sarah, soy Emma, Dice mamá que ya podes ir a comer.
-Bueno, pasa si querés.

-Pensé que no ibas a comer.
-Yo también, no tengo hambre, lo hago por ella.
-Que no te escuche decir eso.
-Ya sé… sería estúpido preguntarte cómo estás, ¿no?
-Algo estúpido, si. Pero bueno… no sé cómo estoy, solamente estoy, y punto, ¿entendés?
-Perfectamente.
-¿Vamos?
-Anda yendo. Deciles que ya voy.

Tengo que apagar la música e ir, pero sinceramente no tengo ganas, para nada.

“Tell me I'm frozen
But what can I do?
Can't tell the reasons
I did it for you

When lies turn into truth
I sacrifice for you
You say that I am frozen
But what can I do?”


Un último esfuerzo por hoy.

-¡Saritah! Pensé que no venias ya.
Sonreí lo mas contenta que pude fingir. Es decir, nada. Como odio ese apodo, y ella lo sabe. Todos lo saben.

Comemos sin ganas, sin hablar, como si de un día para el otro no sólo se hubieran ido mi hermano y mi papá si no también el alma de la casa.
Termino de comer y me voy a mi cuarto, Toby se ofreció a lavar los platos y a ordenar la cocina, supongo que lo hace para concentrarse en otra cosa y no tener que enfrentarse a nada.

Escucho los ruidos que hacen todos al irse a dormir. Emma no iba a venir hoy, algo se rompió entre nosotras, algo cambió en ella. Por lo menos por hoy, no vamos a ser esas hermanas unidas que siempre fuimos.

No puedo dormir, y mientras lucho entre la lucidez y el sueño poco a poco cada palabra y cada nota de cada canción se meten en mi cabeza y me hacen recordar.

“You'll follow me back
With the sun in your eyes
And on your own
Bedshaped
And legs of stone
You'll knock on my door
And up we'll go
In white light
I don't think so
But what do I know?
What do I know?
I know!”


Voy a la cocina a comer un poco de helado. A Mati le encantaba que papá le diera helado antes de acostarse… bueno, en realidad le gustaba comer helado en cualquier momento. Una risa triste se asoma en mi rostro.
Un escalofrío recorre mi cuerpo cuando pienso que quizás ellos vuelvan por las noches para revivir el pasado y recordar su hogar, comer su helado. No creo que sea posible, aunque de alguna manera quisiera… no.
¿Qué hace la luz de la cocina prendida a ésta hora?
¿Quién no puede conciliar el sueño como yo?
Entro y veo a Tobías. Sentí algo de decepción. Por un momento había pensado que quizás sí volvieran…
Esta comiendo helado, me mira sorprendido.

-Sar, pensé que te habías dormido.
-¿Tan poco me conocés?
Hace una mueca que intenta transformarse en una sonrisa, pero muere en ese instante.
-Hay veces que me parece que soy el único que está sufriendo, no porque no los vea, no porque no sepa que están mal, creo que es porque me encierro en mí, me vuelvo egoísta, y me parece raro que todo retome su curso y que sufran de la misma manera en la que lo hago yo.
-Te entiendo, me pasa igual.
-¿Querés helado?
-A eso venía.
-Bueno, yo te sirvo. ¿Te vas a ir a tu pieza a comerlo?
-¿por?
-Vos contestame.
-Pensaba comerlo acá… quedarme un rato, quizás salir al jardín, no se. Decime por qué ahora
-No sé… creo que por primera vez en mi vida no quiero estar sólo en un momento así… bueno, no me refiero a estar con alguien, si no que quería estar con vos… en especial.
Me sorprendo y no puedo evitar abrir los ojos debido a esto.
-Ya sé que suena raro en mí… pero no te acostumbres, es sólo por hoy.
-Mmm… está bien, sólo por hoy.
-Si a vos no te molesta, obvio.
-Para nada.
-Sos tan buena mentirosa…
-No estoy mintiendo.
-Mintiendo no, pero si fingiendo.
-Tampoco… ¿querés que me vaya?
-Perdón… quedate.
-¿Vamos al jardín?
-Dale.

Salimos al jardín y nos sentamos mientras miramos el cielo estrellado y comemos ese helado tan rico que hacia papá. El ultimo que ibamos a comer hecho por el en nuestras vidas. Pensar que puedo empezar a odiarlo con tal de no acordarme de él.
Reprimo una lágrima.

-¿En qué pensás?
No sé si contarle lo que pienso sobre el helado, quizás el todavía no se había dado cuenta de que este seria el ultimo hecho por él. Lo miro dudosa.
-Si no me querés decir no hay problema, después de todo tampoco creo que pienses en algo muy diferente a lo que pienso yo ésta noche – sonríe como dándome confianza.
-Pienso en que este es el último helado hecho por papa que vamos a comer. Pienso que cuando lo estaba haciendo probablemente no tenia idea que cuando nosotros lo comiéramos ibamos a estar mal porque el ya no iba a estar mas con nosotros.
Me mira sorprendido.
-Cosas de la vida, ¿no?
Suspira y agrega: - Cosas de la vida… cosas que todavía no había pensado.
-Por eso no sabía si decirte.
-Cosas que en algún momento iba a pensar.
Me estremezco.
-¿Tenés frío?
-No, estoy bien.
-Me shockeó lo que dijiste hoy.
-¿Qué cosa?
-Y… digamos que no hablaste demasiado tampoco en el día, muchas opciones no hay.
-¿cuando estábamos en la escalera?
-Si… mamá se quebró, y ella había intentado no hacerlo todo el día.
-No fue mi intención, pero no tenia motivos para hacerme hacer eso.
-Toco tu punto débil.
-Digamos que sí, me hizo ver a mí como una egoísta.
-No debería haberte dicho eso, habías tomado una decisión y si ir a verlos te hizo mal ella debería sentirse culpable.
-No culpable, no es fácil para ella, hace lo que cree que es mejor, no la culpo por haberme insistido, después de todo hay lágrimas que no hubiera podido llorar si no les hubiera dicho adiós en ese momento.
-Puede ser… ¿sabés qué?
-¿Qué?
-Estaba aterrado, desde que me enteré lo que había pasado, desde que supe que no iban a volver… - Suspira – Pero cuando te enfrentaste a mamá, cuando le explicaste lo que sentías se me fue el miedo… de hecho a lo único que llegue a tener miedo fue a sufrir, sufrir de la manera en la que lo estamos haciendo por mucho tiempo. Y si después de escucharte me sentí seguro fue porque me di cuenta que si vamos a sufrir, que vamos a llorar, pero que en algún momento el duelo iba a quedar terminado, y aunque los extrañemos todo iba a pasar, ellos de alguna manera siguen con nosotros, no están en esos ataúdes y eso da mas esperanzas que creer que cuando lloramos sobre los cuerpos este puede escucharnos y despedirse de nosotros.
Lo miro. Levanta la mirada. Tiene los ojos lagrimosos. Suspira y una lágrima cae por su mejilla. Le agarro la mano, y apoyo su cabeza en mi hombro.
-Es bueno que hayas entendido mi mensaje… aun incluso mejor que yo.
-No lo soporto. No puedo pensar ni en un segundo en que jamás vamos a verlos por acá. Prefiero mil veces estar peleado con el pero sabiendo que esta acá, a perderlo por siempre… no aguanto el vacío que siento, te juro que es insoportable.
-Ya lo sé. Siento lo mismo. Es un dolor inaguantable, pero que desgraciadamente vamos a tener que soportar.
Mis lágrimas caían sobre su pelo despeinado.
Nos quedamos así en silencio hasta que me quedo sin aire, me cuesta respirar, el llanto me impide hasta hablar.
Se levanta y me mira así, desgarrada.
Me seca las lágrimas y me aprieta contra su pecho. Nos abrazamos fuerte y el nos mece lentamente.
-Nunca te vi llorar tanto… se podría decir que casi nunca te vi llorar.
-Yo lloro.
-Si, pero en silencio, sola.
-Nada me consuela. Nada en absoluto.
-En estos momentos, no hay que buscar palabras, ni cosas que puedan consolarte. Lo único que queda por hacer es llorar, solo o abrazado a alguien. Y dejar pasar el tiempo. Ahora no hay palabras que puedan ayudarnos, y tampoco hay nada que pueda volver el tiempo atrás. Solo podemos estar en compañía de alguien que comprenda… y llorar.
Nos quedamos en silencio mientras nos movíamos al ritmo de una melodía silenciosa bajo la noche estrellada que nos acompañaba en el dolor.


________________________



♫Frozen – Within Temptation
♫Bedshaped – Keane

_________________



~Crystal Butterfly~

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shika
Dark Heiress
Moderadora
avatar

Mensajes : 182
Edad : 27
Sexo : Femenino
Estado :
Frase : La luz del sol es despiadada, son las sombras las que nos protegen


MensajeTema: Re: Dolor de primavera (Spring Pain)   Vie Jun 19, 2009 1:53 pm

nadie comento :S.. no importa dejo otro capitulo mas..

V – Bianca

Ya es de día… unas lágrimas quedaron pegadas en mi rostro. Tengo frío. Probablemente me dormí en brazos de Toby y él me dejó en mi cama.
Las 10:30… debería levantarme, pero nada me motiva para hacerlo. Ni siquiera está lloviendo… la lluvia me daría un pequeño empujoncito para levantarme.

Paso todo el día en mí pieza, encerrada, no como. No hago nada. Sólo escucho música, y duermo, y lloro. Nadie me molesta tampoco.
Un día más de duelo, entre los muchos que van a haber.
Por la noche no tengo sueño pero el cansancio emocional me derriba otra vez.

Las once de la mañana. Últimamente ese reloj me está fastidiando.
Hace unos días que no prendo el celular, tampoco se nada de ninguno de mis amigos. Me levanto, me miro en el espejo. ¡Qué cara!... estoy horrible…
Agarro el cel, lo prendo. Siete mensajes y 3 llamadas perdidas. Tres de ellos y una de las llamadas son de Bianca.

“Hola!, ¿Cómo llego tu familia? Llamame después así arreglamos para vernos. Saludos.”

“No quiero molestarte… pero como no atienden el tel de tu casa y no me respondés los mensajes te llamé antes… respondeme cuando puedas, ¡dale!”

“¡Sar! Entiendo que no hayas querido atender el teléfono. Perdón por mandar tantos mensajitos… es que no tenía idea. Cuando quieras hablar sabés que voy a estar acá. En unos días intento llamarte otra vez ¿si? Te quiero. Besos y saludos para todos.”

Pobre… debería haberle contestado… ni le atendí el teléfono. Pero no hubiera podido, incluso ahora no sé si voy a poder hablarle.

También hay dos mensajes de Paola.

“Hola Sar. Hoy llega tu papá con Mati ¿no? Quiero ver como les fue allá. Así que anda invitándome a tu casa jaja. Mandale un saludo a Toby y decile que cuando grabe el CD se lo devuelvo. ¡Chau!”

“¡Ayy Sarah! No puedo creerlo. Se como debes estar, así que si necesitás hablar o lo que sea avisame y voy corriendo. Te dejo tranquila ahora, pero en cuando estés mejor y quieras hablar avisame que estoy preocupada. Mandale saludos a todos por allá. De verdad lo siento mucho. Te quiero. Cuidate. (Ah y decile a Toby que estoy para cuando me necesite.)”

Lara me había mandado un mensajito también. Y una de las llamadas eran suyas.

“Sariii. Me enteré de lo que pasó. Es un horror. No lo creo todavía. Sabés que cuando quieras que nos juntemos para hablar o distraerte podés llamarme. Cuidate. Chauu!”

El último mensaje es de Tomás.

“Hola Sar. No quiero molestar, sólo quiero que sepas que contás con mi apoyo. Espero que podamos hablar. Saludos a todos. Besos.”

La última llamada era de Natasha.

Voy a tener que contestar uno por uno y pedirles que me perdonen… seguramente van a querer pasar a verme, o algo por el estilo. Aunque necesite distracción no sé si estoy bien como para hacerlo.

Contesto todos los mensajes. Pero sólo recibo respuesta de Bianca. Probablemente los demás duerman o se hayan quedado sin crédito.

“Quédate tranquila. ¿Querés que nos veamos? Hoy no tengo nada que hacer. Digo… así te despejas un poco. Hacemos lo que vos quieras.”

Mi respuesta es sí. Hoy va a venir a verme a casa.

Me baño, me cambio. Es tan difícil hacer cada cosa. Todo lo cotidiano que antes no registraba ahora lo siento como un trabajo extra, ahora cada movimiento que mi cuerpo da me lleva a pensar cosas nuevas.


-Sarah. Llegó Bianca. Ya está yendo para tu pieza.

Entra con expectación.

-Hola Sar. ¿Cómo estás?
-Bien… -¿Por qué le miento a ella?

Se sienta a mi lado. Me mira con una cara que probablemente quiere decir: “¡Estás horrible!”.

Se queda mirando algo fijamente. Busco qué puede ser eso que le llama la atención.

-Así que estuviste tomando…
-Fue antes… de antes de ayer.
-¿o sea que toda esta mugre está desde el viernes?
-No… algunas están desde ayer… o incluso hoy.

Me mira con reproche. Suspira y sus ojos cambian de emoción. Ahora parece apenada. Ahora parece esa Bianca que siempre me entendió.

Me abraza por un largo rato. Mis lagrimas caían una tras de la otra en un llanto silencioso.

-Vamos a hacer una cosa – Ella también tiene los ojos lagrimosos- Te vas a bañar, te vas a peinar, te vas a lavar los dientes, vas a cambiarte. Y después vemos que hacemos, ¿si?
-No tengo ganas. En serio…
-¿Entonces para que vine?
-No sé, vos te ofreciste.
-Mira, en otro momento eso que acabas de decir me hubiera enojado, pero ahora no, así que, por más que te rehúses vamos a hacer algo ¿si?
-¿Dónde está la Bianca comprensiva?
-¿Dónde está la Sarah que no se deja estar, esa que le pone fuerza a todo?
-Murió hace tres días.
-La pienso revivir.

No contesto.

-Así que dale… movete Sar.

Me baño, me lavo los dientes, me cambio, me peino.
Espero que no me pida mas cosas imposibles por hoy.

Mi cara de nada se transforma en una de asombro.

-Ves, ya logramos algo, te cambió la cara. Hubiera preferido que sonrías, pero algo es algo.

No había botellas, ni cajas de golosinas, o cigarrillos, ni ropa tirada, no olor a encierro. Entraba luz por la ventana. Despejó todo, completamente todo.

-¿No está mejor así?
-la verdad que no.
-Yo sé que pensás que si.
-¡No me conoces ni un poco!
-Ya empezamos… Sar por dios, quiero verte bien. No podías estar así de esta manera. Si pensabas que iba a venir para caer en un pozo depresivo como vos y ponerme a tomar, a comer y dormir sin parar y sin hacer nada, estabas equivocada. Si pensaste eso sos vos la que no me conoce.

Estoy enojada, triste. No entiende que es mi lugar. Acá puedo “esconderme” de todo. Estar como quiero.

Quiero gritar pero no me da la voz. No importa… la voy a forzar.

-¡No es fácil! Acaban de morir mi hermano y mi papá y vos pretendes que al cuarto día ya este perfectamente bien. ¡No entendés nada! Nada en absoluto. Me estas haciendo sacar la ira de hace días, no te conviene quedarte.

Unos segundos en silencio.

-¡¿no ves que ya no están?!

Lloro desconsoladamente.

Me abraza… intento sacarla hasta que me resigno y la abrazo también.

-Si que entiendo Sar. Yo sé como estás, sabés que pasé por el mismo dolor. Pero nunca te ví así de mal por algo tan fuerte como esto. No me es fácil ayudarte, hago lo que me parece que está bien. Y que te quedes acá encerrada emborrachándote o solamente durmiendo no ayuda para nada. Así no haces ningún duelo. ¿Te crees que a ellos les gusta verte así? Aunque sea por tu papá y por Mati hacelo. No te dejes estar. No sirve para nada… dejame ayudarte.

Nos quedamos así no se por cuantos minutos.

Lávate la cara que vamos a salir. ¿Querés ir al jardín o a caminar por ahí? Traje helado así que…
-Al jardín, y no quiero helado.
-¿por?
-porque papá lo hacía antes. Y el último hecho por él lo comí hace unos días. No quiero volver a comer helado.
-Me parece que es demasiado ya. Tenés que empezar a verlo como algo normal o de verdad nunca más vas a poder comer. Dale. No quiero verte así.

Salimos al jardín. Nos sentamos en el pasto, donde solíamos sentarnos nosotras dos para hablar por horas y horas.

-Toma.
-Gracias.
-Cambiá la cara Sarah, dale. No nos vamos a quedar acá sentadas eh. Terminamos el helado y vamos a ir a otro lado.
-¡¿Qué?! Eso no me lo habías dicho.
-Te podés tranquilizar.
-¿A dónde?
-A comprar un CD. Y después al cine. ¿Querés? Podemos comer afuera.
-Es demasiado. Salir al jardín te lo acepto… pero esto…
-Ay no exageres, no tenés que hacer sociales. Sólo conmigo.
-Vos pretendés que haga el duelo yéndome de joda.
-¡Ay no seas tonta! Sólo pretendo hacértelo mas llevadero. Mi propósito es que no te estanques y no te encierres. ¿Ok?
Suspiro resignada.

Aunque me molesta que me invada de esta manera, me siento mejor. Sé que ella me entiende, y sé que hoy voy a volver a casa aunque sea un poquito mejor que ayer.

_________________



~Crystal Butterfly~

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dolor de primavera (Spring Pain)   

Volver arriba Ir abajo
 
Dolor de primavera (Spring Pain)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mujer-dolor
» Amor de primavera florida
» Su mejor trino de primavera
» Los colores de la primavera
» El amor y la primavera

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Paradise of Dreams :: Literatura :: Tus escritos :: Cuentos y Novelas-
Cambiar a: